fbpx

El Museo del Azulejo Manolo Safont de Onda se ha convertido en un referente de la cultura cerámica gracias al proyecto que puso en marcha el Ayuntamiento, ‘Mutar-hi. Redescubriendo la cultura cerámica’, con el objetivo de reactivar su actividad ante la pandemia de la Covid-19.

Así lo avalan las cifras, ya que a pesar de las restricciones impuestas por las autoridades sanitarias como son la reducción del aforo por sala y número de personas por grupo, el confinamiento perimetral y la restricción de la movilidad ciudadana, cerca de 6.000 personas han pasado por sus instalaciones durante este último año.

La adaptabilidad del Museo a las nuevas medidas que iban surgiendo a medida que avanzaba la pandemia, así como su plan de contingencia, han posibilitado rediseñar su actividad para continuar la divulgación y promoción. «Desde este equipo de gobierno hemos apostado por nuestras tradiciones y por seguir dando a conocer el gran valor de nuestra cultura cerámica», ha destacado la teniente de alcalde del área de Cultura, María Prades.

Dissabtes de ceràmica

Uno de los proyectos que ha tenido una gran acogida, consiguiendo llenar todas las plazas ofertadas de las sesiones programadas, ha sido ‘Dissabtes de ceràmica’, con el que las familias han podido disfrutar de un breve recorrido por las instalaciones para conocer más detalladamente las exposiciones y luego han puesto en práctica lo aprendido en un taller de cerámica. Gracias a estos talleres lúdicos, grandes y pequeños tuvieron la oportunidad de poner a prueba su creatividad.

Tal fue el éxito de este proyecto que en el mes de noviembre se realizó una segunda sesión en domingo para que las familias que estaban en lista de espera pudieran participar.

Colaboración con los centros educativos

Más de 400 escolares de Onda han podido disfrutar de las actividades que ha organizado durante este año el Museo. Un ejemplo de la buena colaboración con los centros educativos es el proyecto colaborativo destinado al alumnado de 2º de Primaria, ‘Els Fruits de la tardor’. En él, participaron todos los colegios de Onda, sumando un total de trece grupos.

Ante las circunstancias de la pandemia de la Covid-19, el consistorio adaptó esta actividad para que 5 grupos hicieran la modalidad presencial, 7 grupos optaron por la opción en la que el personal del museo se desplazaba hasta los centros educativos para realizar las actividades y un grupo optó por trabajar de forma autónoma, recibiendo el material e instrucciones por parte del museo.

El Museo continúa con el rediseño de propuestas para que en los próximos meses se amplíe la oferta de actividades a los grupos de infantil y alumnado de 0 a 3 años, consiguiendo así, despertar el interés por la cultura cerámica desde edades tempranas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *