fbpx

Los vecinos y visitantes que accedan a Onda por la carretera de Tales se encontrarán con un nuevo mural cerámico con la inscripción ‘Benvinguts a Onda’ y una renovada parada de autobús en la calle La Cossa, en vez del espacio degradado que había hasta ahora.

Se trata de una nueva actuación del plan Onda Bonica para embellecer la ciudad, mejorar su accesibilidad y reivindicar la cerámica ondense. Esta obra soluciona el problema de humedades del muro con una nueva canalización y se ha revestido con cerámica ondense. Además, también se ha modernizado la parada de autobús con nuevo revestimiento cerámico. Las firmas azulejeras con las que ha contado el Ayuntamiento en esta ocasión son las ondenses El Barco y Cristal Cerámicas. La empresa constructora local es Ramón Segura y el presupuesto total del proyecto es de 47.000 euros.

Así, este proyecto responde al triple objetivo de mejorar la calidad de vida de los vecinos de la zona; sumar un nuevo escaparate cerámico en un lugar con gran flujo de tránsito; e incentivar la economía local al apostar por empresas ondenses.

La alcaldesa, Carmina Ballester, ha comentado que «seguimos trabajando por mejorar la calidad de vida de los vecinos y ofrecer a los visitantes un mayor atractivo urbano. Onda Bonica no se detiene y ya estamos preparando los nuevos proyectos que nos demandan los vecinos para 2021».

Font de la Força

Cabe recordar que esta zona de entrada a la ciudad ha experimentado un cambio radical en el último año, ya que a esta obra se suma el gran mural cerámico instalado en la emblemática Font de la Força, también restaurada, con una imagen que homenajea a los agricultores ondenses. Antes, a los visitantes les daba la bienvenida una pared degradada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *