fbpx

El Ayuntamiento de Onda ha movido ficha ante el problema del encarecimiento de los costes del gas, que repercuten en pérdida de competitividad del sector cerámico, y está explorando la llegada de nuevas inversiones para fomentar la descarbonización del clúster mediante energías más limpias como el hidrógeno verde.

Así, la alcaldesa de Onda, Carmina Ballester, está manteniendo diversas reuniones de trabajo con empresas energéticas interesadas en invertir en Onda e instalar electrolizadores que puedan abastecer de hidrógeno a las empresas cerámicas instaladas en la ciudad y alrededores. Cabe señalar que la provincia copa el 95% de la industria cerámica española, generando más de 16.000 empleos y cerca de 4.000 millones de ventas anuales. Asimismo, el clúster genera el 33% de las emisiones de CO2 de toda la Comunitat Valenciana.

«Onda se suma a las reivindicaciones del sector para que la Unión Europea modifique el actual marco de ayudas de Estado y permita que los países puedan subvencionar las nuevas tecnologías verdes. En estos momentos la colaboración público-privada para la transición energética es vital si queremos seguir siendo competitivos, y desde el gobierno municipal vamos a hacer todo lo que está en nuestra mano para liderar este cambio hacia la energía limpia», ha apuntado Ballester.

La primera edil también ha hecho hincapié en que «Onda siempre ha liderado la innovación cerámica y tenemos el talento y el potencial inversor para volver a hacerlo y, con ello, garantizar la competitividad de nuestras empresas y salvaguardar los miles de puestos de trabajo que de ellas dependen».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.