fbpx

El Ayuntamiento de Onda ha dado a conocer hoy, el Proyecto Gala, una pionera e innovadora iniciativa que tiene el doble objetivo de ayudar a mujeres víctimas de violencia de género con una terapia asistida de recuperación psico-social y fomentar la adopción de perros que han sido abandonados.

Así, el consistorio buscará crear un vínculo afectivo entre la mujer víctima de violencia de género y el animal para conseguir aumentar su confianza, la toma de decisiones, las relaciones sociales y su salud física. Además, desde el Ayuntamiento y la Policía Local se ofrecerá un servicio de adiestramiento en grupo en las instalaciones municipales para hacer hincapié en el contacto con otras personas y en entornos nuevos para ellas.

Al respecto, la edil y responsable del área de Seguridad Ciudadana e Igualdad, Elena Albalat, ha comentado que «tenemos que luchar contra esta lacra y ofrecer alternativas para que las víctimas puedan recuperar sus vidas. Nuestro deber como institución pública es trabajar para conseguir la integración social de las víctimas de violencia de género y contribuir a reparar el daño que causa esta problemática social«.

El departamento de servicios sociales y de ayuda a las víctimas trabajará con factores como la autoestima y la superación de miedos y será el encargado de valorar los perfiles que encajan con el Proyecto Gala, teniendo en cuenta los beneficios que le puede aportar a las víctimas, mientras que la selección del animal será adecuada al tamaño, conducta y entorno de su futura dueña.

Así, esta iniciativa fomentará la adopción de perros abandonados, ofreciéndoles una nueva oportunidad y manteniendo el compromiso del sacrificio 0 que desde el 2019 puso en marcha el equipo de gobierno de Carmina Ballester.

La alcaldesa de Onda, Carmina Ballester, ha comentado que: «Queremos aumentar el nivel de confianza de la víctima para facilitar su recuperación integral, retomar el contacto con otras personas, recuperar su propia identidad y mejorar su calidad de vida».

Cabe destacar que los perros seleccionados, en ningún caso serán perros agresivos, sino animales terapéuticos que se adaptarán a las mujeres para darles apoyo emocional. El comisario jefe de la Policía Local de Onda, Miguel Ángel Izquierdo, ha destacado que: «Este proyecto cumple varios objetivos, no solo reforzar el autoestima de mujeres víctimas de viogen para que puedan volver a estar seguras, sino también darles una nueva vida a perros abandonados».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *